Blog

Inteligencia Emocional

Inteligencia Emocional

 

“Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas tienen más probabilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su vida, y de dominar los hábitos mentales que favorezcan su propia productividad; las personas que no pueden poner cierto orden en su vida emocional libran batallas interiores que sabotean su capacidad de concentrarse en el trabajo y pensar con claridad”. Dr. Daniel Goleman

En el párrafo anterior se citan palabras de Daniel Goleman quien acuño el término “inteligencia emocional”; tal como dice, es necesario reconocer, capitalizar y comprender nuestras emociones, para mejorar la calidad de vida de las personas. Tal como se sabe, las empresas contratan a las personas por sus habilidades cognitivas, y las despiden, por su falta de inteligencia emocional. Lo cual nos lleva a las preguntas: ¿Por qué en la vida, les va mejor a unas personas que a otras? ¿Por qué algunas personas que se destacan en su profesión, con un alto coeficiente intelectual, no pueden aplicar esta inteligencia a su vida? ¿Por qué algunas personas con alto coeficiente intelectual, trabajan para otras con menor Coeficiente, pero que saben conectarse, influir y relacionarse con los demás? La respuesta está en las emociones.

Antes de empezar a hablar de lleno en este tema de la Inteligencia emocional, contextualicemos: la inteligencia hasta el siglo pasado era “una” lo cual limitaba las capacidades y habilidades humanas a solamente un ámbito: el académico y como utilizábamos ese conocimiento en la vida profesional y práctica, sin embargo había aun mucho por descubrir si se considera la idea de que los seres humanos no utilizamos toda la capacidad neuronal, solo se utiliza el 10% de esa capacidad y de que Genios como Einstein, Stephen Hawking, utilizaban el 12% de esa capacidad, eso nos da una percepción de lo poco que se conoce aun del cerebro y de todo lo que podríamos ser capaces de hacer si se usará mas capacidad, por ejemplo un 30%, cambiando así, la percepción que se tendría de nosotros mismos y por lo tanto del mundo entero.

Es importante conocernos a nosotros mismos, y una parte importante de cada persona son las emociones, el saber que es lo que nos pone felices, enojados o exacerbados, nos da miedo, entristece o nos deleita, como influyen las emociones, en nuestros pensamientos, sueños, percepciones, ayuda a tener una cierta comprensión del “YO” y de los demás, pero también hace reflexionar en sentido a que si las emociones están grabadas ya en nuestros genes o el cerebro las aprende del entorno, y al respecto surge la respuesta de que con los estudios del cerebro que se han llevado a cabo se ha aprendido mucho respecto a la fisiología del cerebro, la importancia de los neutro transmisores, hormonas, sistema nervioso, etc., se han producido miles de estudios científicos que hablan al respecto, sin dejar de lado los estudios que involucran de manera formal y científica, a las emociones, datos sin duda valiosos para la comprensión de la naturaleza humana.

¿Qué es la inteligencia? Es la capacidad de adquirir nuevos conocimientos, y aplicarlos en situaciones nuevas, para resolver problemas no programados. Apoyando una vez más teorías científicas: quien es más evolucionado o mas adaptado al medio ambiente, es más inteligente, este principio de adaptación, es una buena conexión con los principios que propone la inteligencia emocional.

No basta con saber mucho, con tener todos los datos del mundo de memoria, sino como me adapto, como entro en esa relación con el mundo, Edward Thorndike: postula la existencia en las personas de una inteligencia social, después Howard Gardner en 1986, publica un libro llamado: “Estructuras de la mente: “la teoría de las inteligencias múltiples”, haciendo ver a la sociedad, que el ser humano dispone de diferentes habilidades intelectuales, diferentes inteligencias: INTELIGENCIA COGNITIVA O RACIONAL (Lógica matemática, lingüística, visual Espacial, quinestésica, musical); y LA INTELIGENCIA EMOCIONAL (Inteligencia Intrapersonal e Inteligencia Interpersonal),

“la inteligencia emocional es la capacidad de sentir, entender, controlar, y modificar, estados anímicos propios y ajenos” la inteligencia emocional mostrada como un proceso, y es muy interesante, posteo que muchas veces nos engañamos a nosotros mismos, como mecanismo de defensa para no sentir esas emociones que de alguna manera “no están permitidas” por las razones que uno considere, por lo tanto, es necesario sincerarnos con nosotros mismos, reconocer esa emoción, y capitalizarla del mejor modo posible, ese, es el verdadero “trabajo” con la inteligencia emocional.

¿Sabes que es el síndrome de burn out?

¿Sabes que es el síndrome de burn out?

Al iniciar el proceso de investigación, en libros, internet, revistas electrónicas y fuentes de investigación académicas, “se encontraron datos relevantes respecto al tema de Síndrome de Bornout, el creciente número de publicaciones que abordan el tema sugieren que se trata de la afección psicológica-laboral más investigada en las últimas décadas” (Juárez-García, 2014), dicha enfermedad se puede conocer en el contexto de la salud laboral donde surge. Diversos autores han documentado que este síndrome afecta más a profesiones que requieren un contacto directo con las personas y con una filosofía humanista  del trabajo, es decir las que necesitan altas dosis de entrega e implicación. De esta manera son muchos los potencialmente afectados entre los que se destacan: enfermeros, médicos, trabajadores sociales, psicólogos, odontólogos, profesores, policías entre otros… (Juárez-García, 2014).  Para comprender mejor a que se hace referencia cuando se habla de síndrome de Burnout se cita la definición de Maslach y Jackson misma que es quizás la más citada: “Burnout es un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y reducida realización personal que puede ocurrir entre individuos cuyo objeto de trabajo son otras personas”. (Juárez-García, 2014). En otras palabras, la gente que se dedica a trabajar con personas y que al mismo el trabajo requiere de niveles de compromiso, responsabilidad, empatía, inteligencia, tienden a ser vulnerables ante esta afección, cuya base es el estrés, mismo que según Papalia: “El estrés es el daño que ocurre cuando las exigencias que se perciben en el ambiente, los estresores exceden la capacidad de una persona de sobrellevarlos” (Diane, 2010).

Quienes hablan de estrés tales como (Gonzalez-Ramirez, 2007) afirman que además de estar relacionado con el estrés, este síndrome, se asocia a diferentes constructos, por ejemplo citan los estudios hechos por McCraine y Bandasma (1988) encontraron en “una muestra de médicos correlaciones con escasa autoestima y ansiedad, depresión y por ultimo encontraron correlación significativa entre cansancio emocional y baja autoestima”, estos indicadores hacen inferir que mientras una persona tenga un pobre concepto de sí misma, esté expuesta a cansancio emocional y ansiedad, puede tener bajo rendimiento en sus actividades cotidianas, sean estas las propias de un estudiante o de un profesional calificado y con actividad laboral.

¿Y tú? ¿Estas quemado?

Curso: Habilidades del reclutador moderno

Curso: Habilidades del reclutador moderno

Agradecemos a Unicar Plastics por tomar el curso sobre las principales habilidades que debe tener un reclutador en la actualidad

 

¿Por qué los empleados abandonan su  trabajo?

¿Por qué los empleados abandonan su trabajo?

La rotación de personal es un factor importante, ya que si no lleva un debido control el resultado será pérdida de tiempo y dinero a la empresa, pues perderá dinero en los finiquitos y tiempo tratando de cubrir los puestos que constantemente son dejados por el personal, además el tiempo que tardará en capacitar a los nuevos empleados también llevará al constante desgaste e improductividad de la organización.
Para ello es importante vincular los intereses de ambas partes orientado al beneficio de dichas partes. Es importante mencionar que una de las principales causas de este problema es la mala práctica de reclutamiento y selección de personal. Cada persona tiene diferentes expectativas por lo cual es importante que el salario sea integral conforme al puesto de trabajo pero también hay otros factores no económicos que influyen en la satisfacción del personal.
Existen diferentes motivos de separación por parte de los empleados, de manera voluntaria por parte de los trabajadores son: búsqueda de mejores salarios, mal liderazgo por parte de los superiores, nulo crecimiento laboral, insatisfacción del trabajo que se realiza, malas condiciones del trabajo. Y otras que dependen más de la empresa como mala selección de personal y despido a causa de la misma o alguna otra diferente causa.
Por lo cual es una tarea crucial para el departamento de recursos humanos identificar estas causas, atendiendo las diferentes necesidades de los empleados sin descuidar al mismo tiempo los objetivos de la empresa. Si bien la satisfacción es un valor que proviene del mismo trabajador también es importante que exista la apertura por parte de la empresa para potenciar a los trabajadores económica o personalmente teniendo como resultado el más bajo índice de rotación de personal.

Blog

MDO Consultores en Recursos Humanos

Tels: 404 63 23
Cel. 2229543891

Lic. Rosa María Mac Farland
Directora General
direccion@mdoconsultores.com

Puebla, Pue.